16/04/2015
Hazlo tú mismo sin hacerte daño.

A estas alturas, aún no tengo claro si fué una suerte o una desgracia compartir piso, hace ya unos años, con un par de informáticos. Seguramente de ahí me viene la peligrosa afición de montarme mis propias estaciones de trabajo. Y digo peligrosa porque la experiencia me ha enseñado que si uno no sabe lo […]